La videncia

La videncia es una de las artes adivinatorias más conocidas. Trata de adivinar a través de visiones el futuro o el pasado de una persona.

Este arte adivinatorio suele en muchas ocasiones venir desde el nacimiento o la infancia y es lo que normalmente llamamos un don o una gracia.

Tirada tarotEs como un sexto sentido con el que cuenta la persona en cuestión a través del cual puede ver imágenes en el aire o en el interior de su cabeza, dependiendo de la forma a la que esté acostumbrada a visualizar.

Para la mayoría de personas esto resulta imposible casi hasta de imaginar, en cambio la vidente natural o de nacimiento lo vive como un sexto sentido, como algo que nació con ella y a lo que se ha adaptado perfectamente ya que para la vidente esta cualidad siempre formó una parte normal y natural de ella misma.

Por otra parte, la videncia también se puede desarrollar. Esto parecerá un poco difícil o incluso imposible, pero a través de entrenamiento práctico y de constancia puede desarrollarse. Verás cómo lo vas a entender después de la explicación que voy a realizar ahora mismo.

Decimos que la videncia es como un sexto sentido, pero en realidad no es del todo así, ya que en realidad es una magnificación de uno de nuestros sentidos: la vista.

Es decir, es uno de nuestros sentidos desarrollados a su máxima potencia, permitiéndonos visualizar otras dimensiones o espacios qué habitualmente el ser humano no logra ver con facilidad.

Por lo tanto, entendiéndolo así es lógico que este sentido se puede desarrollar. No sería tan difícil entender como una persona que se queda ciega al cabo del tiempo ha desarrollado muchísimo otros sentidos, sobre todo si sus ceguera surge de niño. Evidentemente en este caso es pura necesidad y obligatoriamente la perfección del cuerpo humano se abre camino para poder subsistir mejor.

Este es un ejemplo un poco duro pero efectivo para ver que los sentidos se pueden desarrollar mucho más de lo que habitualmente los tenemos desarrollados.

Pero pongamos otro ejemplo más fácil de comprender y en donde la vida no te pone tanto a prueba.

Todos conocemos los entrenamientos qué hacen los músicos y cantantes para que sus oídos detecten inmediatamente cualquier nota mínimamente desafinada, y es más, también consiguen coordinarlo de manera instantánea con lo que hacen sus dedos, sus pulmones y todos los órganos de su cuerpo que necesitan para tocar los instrumentos o para cantar.

A nadie le resulta extraño mejorar este sentido, a través de un entrenamiento de años, por supuesto.

Otro ejemplo muy cotidiano también sería la cata de vinos, licores e incluso de mejillones para detectar el chapapote. Es también alucinante que alguien desarrolle sus sentidos del gusto, vista y olfato hasta tan altísimo nivel que pueda adivinar marca y año de la cosecha de un vino con simplemente verlo, olerlo y saborearlo.

¿Es que acaso un quiropráctico un espinólogo o un buen masajista experto no desarrollo tanto sus tacto como para prácticamente detectar cada microfibra, tendón, músculo, etcétera del cuerpo humano hasta el más mínimo sabiendo si está en buen estado o no?

Tenemos muchos casos a nuestro alrededor que desarrollan ciertas facultades a través del esfuerzo y la constancia. Muchas personas fuertes y musculadas a través de años de gimnasio, otras personas desarrollan su memoria a través de ejercicios y de años de práctica y otros su capacidad atlética a través de entrenamiento, por lo tanto podría decirse que el cuerpo humano puede desarrollar muchísimas facultades que aceptamos como normales porque realmente conocemos cómo se han desarrollado y su estudio nos hace asimilarlo como más normal y cotidiano, pero no deja de ser algo que se ha desarrollado de una manera extra en nuestro cuerpo a través de la constancia, del entrenamiento y del esfuerzo.

Esto nos resulta más curioso cuando estamos hablando de sentidos cómo es el oído, ya que hay personas que tienen muy desarrollada la facultad de oír a largas distancias el más mínimo sonido. Con el tacto hay personas capaces de percibir lo que ha pasado en un determinado momento con solo tocar una parte de algo que en ese momento estaba presente. En muchas ocasiones estas facultades son el resultado de un largo entrenamiento, al igual que aquel que por el tacto es capaz de detectar un billete falso realizado con el mismo papel que uno auténtico pero con diferente tinta.

Pues bien, la videncia o clarividencia podríamos decir que es un sentido que se ha desarrollado, bien por naturaleza o bien a base de entrenamiento y esfuerzo, más de lo normal, permitiéndonos ver imágenes del pasado y el futuro con todo detalle.

tarot tirada La videncia puede surgir por sí sola a través de relajar la mente y el cuerpo, y mantener la vista fija en algún reflejo o brillo o luz. Esto facilita lo que normalmente se llama abrir la puerta o conectar luz. A través de esta acción y de la concentración es cuando, dejando la mente en blanco, logramos ver esas imágenes que tanto nos pueden ayudar a resolver acontecimientos y malos entendidos del pasado o del futuro y también nos pueden seguir de guía para avisar de peligros o darnos noticias de felicidad de suerte, de desdicha, etc.

Es muy frecuente que las videntes se apoyen en algún tipo de objeto para hacer más rápidamente la conexión. Estos objetos suelen ser bandejas de plata o plateadas, espejos, copas de cristal con agua, piedras, cartas del Tarot, de la baraja española o cualquier otro tipo de baraja adivinatoria, en realidad cualquier cosa que les pueda ofrecer un destello para poder conectar más rápidamente y mejor. Es evidente que si esta conexión la hacen a través de las cartas del Tarot, a través de la baraja española, a través de las piedras, de las runas o de los cuartos adivinatorios, sacarán mucha más información, ya que son técnicas diferentes y complementarias que al unirse aumentan la calidad para cada una de ellas, ofreciéndonos la posibilidad de unificarlas en una consulta mucho más amplia, concreta y certera.

Espero que esta explicación te haya servido no solo para saber qué es la videncia, para que sirve y cómo funciona. Espero que a través de este artículo hayas podido comprender que no es algo tan extraño el arte de ver a través del tiempo o dimensiones, ya que es una alternativa que la mayoría de personas pueden desarrollar, pero que realmente lleva mucho tiempo, esfuerzo y mucha constancia. Creo que a través de este artículo habrás entendido que no es algo tan paranormal, simplemente es nuestro sentido de la vista desarrollado a su máxima potencia. Antes se desconocían los motivos por los que se desarrollaba, pero actualmente, con todos los conocimientos que hay que dar a conocer al mundo que esto existe que es natural que es normal y que la mayoría de nosotros no podríamos desarrollar con mucha constancia.